Tres Elementos de Grupos Pequeños Vibrantes

Tres Elementos de Grupos Pequeños Vibrantes

Lo que un grupo pequeño es y no es.
Page 2 of 4

Grupos en Casa

Yo estoy muy de acuerdo de grupos que se reúnen en casas. Yo creo que sigue los ejemplos que vemos en el Nuevo Testamento. En un lugar cómodo para que la gente se relaje. También refuerza la metáfora numero uno de la iglesia en la Biblia: la familia. Dicho eso, la Biblia no insiste en que los grupos se reúnan en casa. De hecho, la Biblia enseña claramente que el entorno no importa tanto como los corazones de las personas. Hogares, salón de clases, salón de conferencias, cafés también son lugares aceptables para reunirse.

Una Reunión Semanal

Cada grupo de varones que dirijo se reúne semanalmente. Menos de algunas semanas que no nos reunimos por días festivos o vacaciones. Nuestras relaciones son profundas, y nuestro compromiso es claro. Pero mi grupo de comunidad en una historia diferente. Nos reunimos cada semana por un mes, luego cambiamos a cada dos semanas por un tiempo, o tomamos unas semanas sin reunirnos si en necesario. Planeamos nuestras reuniones de acuerdo a nuestro trabajo, niños, escuela, vacaciones. Ciertamente, grupos que no ser reúnen con frecuencia se arriesgan de perder su identidad rápido. Tenemos que trabajar duro de ser intencionales de mantener esas relaciones. Al mismo tiempo, no se debe sentir como una reunión puesta alrededor de la conveniencia de los miembros del grupo.

Tres Patrones de Grupos Vibrantes

¿Cuáles son las piezas claves para un grupo saludable? En mis años de experiencia liderando grupos pequeños y ministerios de grupos pequeños, He identificado 3 patrones claves de grupos saludables. Tu puedes agregar a esta lista, pero no le puedes quitar sin dañar el grupo. Los tres patrones son: Conectar, Cambiar, y Cultivar. Puedes darte cuenta que estas tres palabras son verbos—simplemente dicho, se requiere acción. No describen comunidad, son las acciones para una comunidad vibrante.

Conectar

El primer patrón de un grupo saludable es el patrón relacional. Tienes que establecer un puente relacional que sea fuerte suficiente para aguantar el peso de la verdad. Imagínate si en tu primer reunión del grupo el líder lee en Santiago 1 y le pregunta a cada miembro que comparta de una batalla o tentación que estén enfrentando. ¿Cómo contestarías? ¿Sería 100% honesto y transparente? Lo dudo. Si eres como yo tal vez dirías, "bueno, soy tentado en ser demasiado generoso. Y a veces me enojo muy rápido." Pero, si conoces bien a todos en el grupo y te sientes cómodo con ellos, tal vez vas a sentirte en confianza para compartir lo que realmente está pasando en tu vida.

Si no formas esas relaciones dentro del grupo, no vas a tener el grupo por mucho tiempo. Hace uno años, Gallup (una empresa que hace estudios y encuestas) condujo un estudio acerca de Salud de la iglesia. Uno de los factores mas importantes que creó entusiasmo fue amistad. Si no tienes amigos en la iglesia, lo mas probable es que dejes de asistir. Si tienes amigos en la iglesia–personas que te llaman cuando no vas, que te preguntan como estás espiritualmente y que te animan– los mas probable es que vas a tener un compromiso fuerte para tu iglesia. De la misma manera, vas a tener un compromiso fuerte para tu grupo pequeño.

free newsletter

Sign up for our free Small Groups Newsletter newsletter: Regular access to innovative training resources, Bible-based curriculum, and practical articles.

Related

%%item-2.title%%
9 Ways to Help Group Members Take Ownership of Problems
The struggle is real—and we have to own it if we want to change.
%%item-2.title%%
How Is the Bible Changing You?
Assess how you've grown after completing a Bible study.
New Life
Easter reminds us that God offers us new life.
%%item-2.title%%
The Four-Step Discussion Method that Works for Any Study
This simple small-group format teaches disciples to obey God.
%%item-2.title%%
Four Keys to Transformational Discussions
Create an environment for life change with these simple tips.
%%item-2.title%%
Hungry for Transformation
Ruth Barton shares what it takes to experience life change in small groups.