Tres Elementos de Grupos Pequeños Vibrantes

Tres Elementos de Grupos Pequeños Vibrantes

Lo que un grupo pequeño es y no es.

Este artículo es un extracto de Guía de Orientación: Director de Grupos Pequeños.

This article is also available in English.

Ya no mucha gente hace paseos de domino. Pero cuando yo era niño, mi padre lo refería a los que manejan despacio y si dirección como choferes de domingos. Claro, eran en un automóvil, rumbo a una destinación, pero no tenían ni idea cual era la destinación. Solo estaban manejando para pasar el tiempo.

Muchos grupos pequeños son como estos choferes de domingos. Tal vez disfrutan la jornada, pero no saben a donde se dirigen y no tienen motivación de llegar a su destino en un tiempo oportuno. Entonces con el esfuerzo de hacer un espacio para todos los lideres que grupos pequeños que están experimentando esto, estamos dispuestos a llamar lo que sea un grupo pequeño. No importa si es grande o pequeño, de corto o largo plazo, con o sin propósito—puedes llamar lo que sea un grupo pequeño.

Lo Que un Grupo Pequeño No Es

Sin embargo, si quieres un grupo pequeño saludable y vibrante tienes que ser intencional. Tienes que poner un poco de esfuerzo. Tienes que tienes que saber a donde va y tener un plan de cómo llegar allá. Y, en el nivel mas básico, tienes que saber lo que un grupo pequeños saludable y vibrante realmente es. Quiero empezar examinando lo que un grupo pequeño no es.

Clase o estudio Bíblico Intenso

Si un grupo simplemente llega a ser un despliegue de información, o una actividad académica, pronto vas a perder el punto (y probablemente perder a tus miembros). A mi me encantó la universidad. Yo soy una de esas personas que le encanta una buena lección expuesta, un libro desafiante, y escribir papeles. Pero al pensar en que es lo que me gustó de la universidad, fue la gente. Son las relaciones que todavía tengo 20 años después. Si la experiencia de un grupo pequeño llega a ser un lugar de lecciones intensas donde los miembros son alumnos y los lideres son lectores y maestros, vas a perder la idea de comunidad y familia que los escritores del Nuevo Testamento escriben con detalles. Claro, la Biblia debe ser parte del grupo—pero si desarrollas puros estudiosos de la Biblia que saben la Palabra pero no la viven, entonces simplemente estás recreando a los mismos Fariseos y Saduceos que hastiaron el ministerio de Jesús.

Club Social

Otros grupos pequeños se van al otro extremo del estudio Bíblico intenso. De hecho, están tan enfocados en lo relacional que no logran mucho. Disfrutan de una cena juntos, comparten historias, y juegan juegos. Y claro, es divertido ser parte de un club social, pero ¿quién tienen el tiempo? En nuestro mundo tan estresado y calendarios llenos, la mayoría de gente se deshace de responsabilidades innecesarias. Y el club social es el primero en ser cortado. Un buen grupo reta a sus miembro a crecer mas como Jesús, pero el club social no le da ese enfoque—el cual es una razón clave porque no es un grupo pequeño saludable.

Un Grupo de 12

Yo no se cuando sucedió pero en algún momento en las ultimas décadas el número oficial de un grupo pequeño llegó a ser 12. Tal vez fue por la popularidad del número 12 en la Biblia (12 tribus, 12 discípulos … ). Si el equipo de Jesús tuvo 12, entonces el razonamiento va que también el de nosotros debe ser de 12. Y claro, el equipo de Jesús tuvo 13 porque el era parte de su propio equipo, pero eso es una tecnicidad. La verdad es que puedes tener un grupo pequeño vibrante de tres o de 30—solo depende de cómo manejas el tiempo de discusión. Así es que no te obsesiones con el numero total del grupo.

Grupos en Casa

Yo estoy muy de acuerdo de grupos que se reúnen en casas. Yo creo que sigue los ejemplos que vemos en el Nuevo Testamento. En un lugar cómodo para que la gente se relaje. También refuerza la metáfora numero uno de la iglesia en la Biblia: la familia. Dicho eso, la Biblia no insiste en que los grupos se reúnan en casa. De hecho, la Biblia enseña claramente que el entorno no importa tanto como los corazones de las personas. Hogares, salón de clases, salón de conferencias, cafés también son lugares aceptables para reunirse.

Una Reunión Semanal

Cada grupo de varones que dirijo se reúne semanalmente. Menos de algunas semanas que no nos reunimos por días festivos o vacaciones. Nuestras relaciones son profundas, y nuestro compromiso es claro. Pero mi grupo de comunidad en una historia diferente. Nos reunimos cada semana por un mes, luego cambiamos a cada dos semanas por un tiempo, o tomamos unas semanas sin reunirnos si en necesario. Planeamos nuestras reuniones de acuerdo a nuestro trabajo, niños, escuela, vacaciones. Ciertamente, grupos que no ser reúnen con frecuencia se arriesgan de perder su identidad rápido. Tenemos que trabajar duro de ser intencionales de mantener esas relaciones. Al mismo tiempo, no se debe sentir como una reunión puesta alrededor de la conveniencia de los miembros del grupo.

Tres Patrones de Grupos Vibrantes

¿Cuáles son las piezas claves para un grupo saludable? En mis años de experiencia liderando grupos pequeños y ministerios de grupos pequeños, He identificado 3 patrones claves de grupos saludables. Tu puedes agregar a esta lista, pero no le puedes quitar sin dañar el grupo. Los tres patrones son: Conectar, Cambiar, y Cultivar. Puedes darte cuenta que estas tres palabras son verbos—simplemente dicho, se requiere acción. No describen comunidad, son las acciones para una comunidad vibrante.

Conectar

El primer patrón de un grupo saludable es el patrón relacional. Tienes que establecer un puente relacional que sea fuerte suficiente para aguantar el peso de la verdad. Imagínate si en tu primer reunión del grupo el líder lee en Santiago 1 y le pregunta a cada miembro que comparta de una batalla o tentación que estén enfrentando. ¿Cómo contestarías? ¿Sería 100% honesto y transparente? Lo dudo. Si eres como yo tal vez dirías, "bueno, soy tentado en ser demasiado generoso. Y a veces me enojo muy rápido." Pero, si conoces bien a todos en el grupo y te sientes cómodo con ellos, tal vez vas a sentirte en confianza para compartir lo que realmente está pasando en tu vida.

Si no formas esas relaciones dentro del grupo, no vas a tener el grupo por mucho tiempo. Hace uno años, Gallup (una empresa que hace estudios y encuestas) condujo un estudio acerca de Salud de la iglesia. Uno de los factores mas importantes que creó entusiasmo fue amistad. Si no tienes amigos en la iglesia, lo mas probable es que dejes de asistir. Si tienes amigos en la iglesia–personas que te llaman cuando no vas, que te preguntan como estás espiritualmente y que te animan– los mas probable es que vas a tener un compromiso fuerte para tu iglesia. De la misma manera, vas a tener un compromiso fuerte para tu grupo pequeño.

Cosas básicas que puedes hacer para desarrollar el patrón de conexión en tu grupo:

  • Empieza cada reunión con un rompe-hielos.
  • Planea las fechas de reunión por lo menos uno o dos meses por adelantado para que todos sepan cuando se van a reunir.
  • Enfrenta la dinámica negativa del grupo (como cuando una persona domina la conversación en el grupo).
  • Comunícate con la persona que faltó a la reunión.

Cambiar

El segundo patrón de un grupo saludable es el patrón de crecimiento. Algunos lo llaman edificación o santificación. En pocas palabras, ¡es cambio! Un grupo saludable te ayuda a cambiar a ser la persona que Dios quiere que seas.

En su libro Change or Die (Cambia o Muere), el autor Alan Deutschman descubrió algunas claves de cómo personas cambian. Su secreto fue comunidad. Si quieres cambiar necesitas la relaciones correctas para reforzar el comportamiento correcto. Esto es confirmado con la vida.

Durante mis años de secundaria y preparatoria, yo fui el campeón de usar palabras malas. Pero la influencia mas grande en mi vida fueron mis amigos. Y la mayoría de mis amigos también eran personas que soltaban palabrotas que insultaban a medio mundo.

En el verano de 1988, asistí a la conferencia "Youth for Christ" (jóvenes para Cristo) y fui retado a entregar mi vida a Cristo. En los siguientes meses, me empecé a juntar con un grupo diferente de personas–ellos me decían que no era necesario usar tremendas palabras para impresionarlos. De hecho, la mayoría de mis nuevos amigos casi ni mal-hablaban. Y en poco tiempo, mi vocabulario mejoró.

Escuchar verdad es una parte del cambio. Pero una comunidad que te reta y refuerza ese cambio es la que importa. Como dice Deutschman en su libro, es difícil comer ensalada si todos tus amigos estas saboreando unas alitas.

Cosas básicas que puedes hacer para desarrollar el patrón de cambio en tu grupo:

  • Estudia la Biblia para aplicación. Responde la pregunta, "¿Qué hacemos con esto?"
  • Invita a cada miembro del grupo a comparte las áreas en las cual están tratando de mejora y ofrece rendición de cuentas.
  • Crea un ambiente donde nadie es juzgado para que los miembros del grupo tengan la confianza de compartir lo que están pasando sin sentirse juzgados por el grupo.
  • Mantén el enfoque en Jesús quien nos da la fuerza para cambiar.

Cultivar

El tercer patrón de un grupo saludable es el patrón misional. Los primeros dos patrones son mas exclusivos. Se enfocan en el grupo y en el individuo dentro del grupo. Este patrón es inclusivo y se enfoca en otros fuera del grupo. Puedes llamarle servicio, alcance, misión o evangelismo. Yo uso la metáfora de una granja. Mientras tu cultivas corazones para otras personas estás labrando la tierra en tu propia vida.

¿Te has dado cuenta que una familia saludable hace alcance? Mi esposa y yo fuimos bendecidos con 3 niños maravillosos. Amo el tiempo con mi familia cuando nos sentamos a cenar. Mi esposa y mis hijos son mis personas favoritas para ver películas, comer con ellos, y vacacionar. Amo a mi familia.

En unos diez años mas, mis hijos (espero) que ya se hayan ido de casa. Empezarán carreras, se casarán, o empezarán sus propias familias. Entonces nuestro comedor solo necesitará dos sillas. Pero eso es exactamente como debe ser. Si ves a mi familia ahorita, vas a ver a mi esposa e hijos. Pero si mis tres hijos aun viven con mi esposa y yo en unos 20 años, pensarás que hay algo mal con nuestra familia. El pensar que nuestra noche de películas incluirá acorrucarme con mi hija de 39 años mientras que su hermana de 36 años está jugando con una muñeca, y mi hijo de 32 años juega con su Nintendo DS es un poco perturbante. Ahorita es lindo. En 20 años no es tan lindo que digamos.

Un grupo pequeño que solo se enfoca en mantener el grupo junto eventualmente va a arruinar exactamente lo que quiere proteger. Si quieres tener un grupo saludable y vibrante, necesitas tener una misión que va mas allá de cuidar por la gente que se reúne en tu sala.

Cosas básicas que puedes hacer para desarrollar el patrón de cultivar en tu grupo:
  • Estudia evangelismo y los dones espirituales en tu grupo con el propósito de practicar lo que aprenden.
  • Haz que tu grupo identifique por lo menos a dos personas que no son cristianos y que estén orando por ellos.
  • Aprender de alguna parte en necesidad en el mundo (local o global), y aprende lo mas que puedas de ese lugar y necesidad. Orar por ese país o ciudad y tal vez apoya las misiones en ese lugar.
  • Sirvan juntos como grupo en un lugar identificado por lo menos cada 3 meses o anima que los miembros del grupo sirvan regularmente.

Conclusión

Empezar un grupo es fácil, pero desarrollar un grupo saludable y vibrante toma mucho trabajo y esfuerzo intencional. Guía tu grupo a ser un grupo que conecta, cambia y cultiva. Al enfocarte en estos patrones importantes del grupo, los otros aspectos van a caer en su lugar.

Este artículo es un extracto de Guía de Orientación: Director de Grupos Pequeños.

—Bill Search es el autor del libro Simple Small Groups. Copyright 2012 por Christianity Today.

Para Discusión:

  1. ¿Cómo puedes impedir que los grupos pequeños caigan en la categoría de "Lo que un grupo pequeño no es"?
  2. ¿Cuál patrón es mas predominante en tus grupos pequeños? ¿Cómo puedes ayudar a los grupos a valorar los otros dos?
  3. ¿Qué herramientas puedes usar para comunicar estos patrones a los lideres y coaches de grupos?

free newsletter

Sign up for our free Small Groups Newsletter newsletter: Regular access to innovative training resources, Bible-based curriculum, and practical articles.

Related

%%item-2.title%%
9 Ways to Help Group Members Take Ownership of Problems
The struggle is real—and we have to own it if we want to change.
%%item-2.title%%
How Is the Bible Changing You?
Assess how you've grown after completing a Bible study.
New Life
Easter reminds us that God offers us new life.
%%item-2.title%%
The Four-Step Discussion Method that Works for Any Study
This simple small-group format teaches disciples to obey God.
%%item-2.title%%
Four Keys to Transformational Discussions
Create an environment for life change with these simple tips.
%%item-2.title%%
Hungry for Transformation
Ruth Barton shares what it takes to experience life change in small groups.