Empieza, Llena, Mantén

Empieza, Llena, Mantén

Tres conceptos simples que harán a tu grupo más exitoso

Este artículo es un extracto de Guía de Orientación: Líder de Grupo Pequeño.

This article is also available in English.

Ser líder de grupo pequeño puede ser agotador. El decidir donde y cuando reunirse; escoger, adquirir y entender el currículo; conectar con los nuevos miembros; comunicarse con el grupo - ¿Sigues que ganas de lanzar un grupo pequeño?

No te asustes. El lanzar tu nuevo grupo pequeño bien puede ser reducido a 3 simples prácticas: Empieza, Llena, mantén. Véalo como un como un banquillo de tres patas. Es mejor cuando las 3 patas son igual de fuerte e igual de largo. Para que tú el banquillo de tu grupo pequeño se pare fuerte, las 3 patas (Empieza, llena, mantén), también tienen que ser igual de fuerte y de largo.

Empezar se trata de prepararte para el lanzamiento de tu nuevo grupo. Llenarlo se trata de encontrar personas para tu grupo. Y mantenerlo se trata de crear un grupo donde las personas quieren pertenecer y participar a largo plazo. Si no le das atención suficiente a estas tres partes de tu grupo, tu banquillo no aguatara el peso de se quebrara.

Empieza

Empezando tu grupo bien se trata exactamente de eso: empezar. El problema es que muchas personas no estas listos para empezar su grupo porque se requiere preparación para un lanzamiento sólido y exitoso. Pasión es buena, pero preparación es necesaria.

Entonces, ¿cómo te preparas para empezar tu grupo? Primero, ora. Ora para que Dios prepare tu corazón. Ora que Dios te equipe para liderar. Ora para que aguantes. Jim Egli y Dwight Marable recientemente publicaron los resultados en un estudio que condujeron con más de 3,000 líderes de grupos pequeños en 200 iglesias. Encontraron que, estadísticamente, el ingrediente más importante para un líder de grupo pequeño exitoso es oración. La siguiente cita de su libro Small Groups Big Impact lo muestra.

Nos sorprendimos al descubrir que la cantidad de tiempo que pasaron preparando la lección del estudio Bíblico no muestra ninguna correlación al crecimiento del grupo pequeño. En otras palabras, el líder que pasa cinco horas preparado la lección para su grupo tiene grupos que no crecen más rápido que un líder que solo pasa 5 minutos preparando la lección. Sin embargo, si hace una gran diferencia cuando el líder pasa tiempo orando por su grupo pequeño y cada reunión.

Segundo, practica el "Principio Marriott". ¿Alguna vez alguien a llegado a tu casa sin dejarte saber antes? Es bueno tener invitados, pero si no estas preparado para ellos puede ser un poco estresante. Marriott (y todos los hoteles buenos) siempre están listos para invitados. Asegúrate de que siempre estás listo para recibir a personas cuando vienen a tu grupo. No hay nada más incómodo para un nuevo miembro que llegar y sentirse que está siendo de inconveniencia. Si tu grupo se reúne en un hogar, asegúrate de que parezca que alguien está en casa. Abre las cortinas o persianas y prende la luz del porche. Asegúrate que hay suficiente espacio para sentarse. Si vas a servir algunos aperitivos, prepáralos y tenlos listos temprano. Nuevas personas se van a sentir raro si están sentados en la sala mientras que tú estar terminando en la cocina. Si usas currículo en video, ten la televisión lista donde todos puedan ver la pantalla bien.

Ultimadamente, pon atención a detalles. Camina en el lugar de reunión como si fueras un invitado llegando por primera vez. Pregúntate que hace el ambiente cómodo y que lo hace incómodo. Mejora lo que lo hace acogedor y cómodo y elimina lo que lo hace incómodo.

Llena

Tristemente, algunos líderes de grupo pequeño piensan, "Si lo hago, van a venir.ó Esto no es verdad. El llenar una forma en la iglesia, el reunirte con un pastor o coach, y el poner la información de tu grupo pequeño en la lista de grupos de tu iglesia no garantiza que la gente va a venir a tu grupo. Entonces, ¿cómo llenas tu grupo con personas?

Primero, Que sea tu responsabilidad de llenar tu grupo. No lo dejes para Director, o la página de internet, o la lista de grupos, o la mesa de grupos pequeño en el lobby de tu iglesia. A nadie le va importar más el llenar tu grupo que a ti, así que toma esa responsabilidad. Segundo, ajusta tus expectativas. Resiste la idea que un grupo exitoso tiene que tener 20 personas. El estándar bíblico es dos, tres, o más (). Si solo son dos o tres los que pudiste reclutar para tu grupo, dale gracias a Dios por el grupo que te dio.

Ya que hayas tomado la responsabilidad de llenar tu grupo y que hayas ajustado tus expectativas, debes de tomar los siguientes pasos.

  • Ora. Ora por quien Dios quiere en tu grupo. Ora para que Dios te guie a las personas correctas. Ora que te de las oportunidades correctas para encontrar e invitar a esas personas.
  • Haz tarjetas de invitación. Cuando invites a alguien a tu grupo, asegúrate de darles algo tangible que les dice la información de donde y cuando se reúne tu grupo.
  • Busca por grupo que ya existen. Lo siguiente que te ayudará a reclutar es preguntarte: "¿Con quien me he estado reuniendo?" Ya hay grupos en los cuales tú perteneces que se reúnen en grupos pequeños. Los amigos con los que te reúnes para jugar, un club de leer, grupo de padres con niños en la liguilla, tus amigos con los que haces ejercicio, y aun tu familia son ejemplos de esto. Invita a personas con las que ya pasas tiempo y pregúntales si quieren ser parte de tu nuevo grupo pequeño.
  • Busca por "vecinos de la iglesia". Y por ultimo, piensa en las personas que se sientan cerca de ti en la iglesia. La gente son creaturas de hábito, entonces las personas que se sientan cerca de ti en la iglesia probablemente se sienten en esa área cada vez que vienen a la iglesia. Aprovecha esa costumbre. Este próximo domingo, acércate a ellos, dales una tarjeta de invitación a tu grupo e invítalos a que te acompañen.

El llenar tu grupo pequeño tal vez te saque a ti de tu zona de comodidad, ¡pero eso es algo bueno! Ese puede ser un buen paso para ti para crecer en tu jornada espiritual personal. Do trates de sobrepasar el trabajo de Dios en tu vida solo por el esperar que la gente llegue a tu grupo por si mismos.

Mantén

El mantener las personas en tu grupo se trata de crear relaciones "pegajosas". Si la conexión relacional es fuerte, tu grupo para a poder vencer tiempos difíciles y es más probable que las personas no decidan dejar tu grupo.

La primer clave para crear esa conexión es oración. Esto no solo se refiere al compromiso de oración de parte del líder para el grupo, sino que también el compromiso de las personas en el grupo orar unos por otros. El orar en voz alta por las necesidades de las personas en el grupo ayuda crea un sentir real de importancia y cuidado. Y el compartir esas necesidades unos con otros del grupo fuera del tiempo de reunión, y orando por ellos regularmente muestra un interés genuino unos por otros. El orar unos por otros lleva a los miembros del grupo a tomar acción, llegando a ser respuesta a esas oraciones unos por otros.

La segunda clave importante para mantener a las personas en tu grupo es comunicación. La tecnología hoy en día es de mucha ayuda para esto. El copiar al grupo entero en un correo electrónico es una herramienta simple y efectiva. Empezar un grupo en Facebook para tu grupo provee la oportunidad para que todos se comunique por medio de las redes sociales también puede ser muy efectivo. Lo importante es que las personas necesitan y quieren saber que está pasando. Cuando las personas se sienten fuera de comunicación lo más probable es que van a querer salirse del grupo.

La tercer clave para mantener a personas en tu grupo es estar en misión juntos. Grupos que sirven a los que están lejos de Dios y a los necesitados juntos, se mantienen juntos. Esto es lo que llamo el efecto "Hermanos de Sangre". Algo interesante sucede durante tiempos de guerra: Los que están en combate juntos comparten una conexión única e inquebrantable. Y no te equivoques-los miembros de tu grupo pequeño están involucrados en una guerra espiritual, y no hay nada más que une a un grupo que el salir juntos y alcanzar a un mundo perdido juntos. Vemos esto muy claramente en la manera en que Jesús dirigió a su propio grupo pequeño. Cuando Jesús reclutó a sus discípulos los llamó diciéndoles "Vengan, síganme, ¡y yo les enseñaré cómo pescar personas!" (). Jesús llamó a los 12 a un discipulado activo y en misión. Lo que sea que hagas, no hagas el error de evitar este ingrediente clave para mantener a las personas en tu grupo. Misión es absolutamente necesaria.

—Alan Danielson es el pastor principal en New Life Bible Church en Norman, Oklahoma. Alan es un orador de conferencias popular y consulta regularmente con ministerios y líderes en tópicos relacionales a grupos pequeños y liderazgo. Conoce más de Alan en www.3Threat.net.

Related

What Makes a Successful First Meeting?
What Makes a Successful First Meeting?
Kick off your small group by focusing on three keys.
9 Tips for a Successful First Small-Group Meeting
9 Tips for a Successful First Small-Group Meeting
Easy tips to make the most of your first gathering
Get Ready for Fall Launch
Get Ready for Fall Launch
5 steps to prepare your small-group ministry for a fantastic fall
The Best Way to Do Evangelism Today
The Best Way to Do Evangelism Today
What church planters can teach small-group leaders